martes, 7 de mayo de 2013

Crónica de MAPOMA 2013


“Cuidado con tus deseos porque pueden hacerse realidad”.

La verdad, no sé quién dijo esta frase pero ni gúguel me la ha sabido responder. El caso es que para MAPOMA hizo frío, mucho frío. De tanto pedirlo. A última hora decido ponerme la malla larga y una camiseta térmica de manga larga debajo por si se cumplen las previsiones de lluvia a mediodía y sensación térmica de cuatro grados.

Gracias a la des-organización de la Organización, el puto desastre del ropero se convirtió en una insufrible espera que me jodió esa horita que en teoría dedicamos a saludar a los conocidos, espantar miedos, echar la última meada o estirar de puro nervio sobre el terreno.

Diez camiones puestos en dos hileras de cinco originaron el caos organizativo. Este año pensaba que se iba a dar mejor que el pasado, cuando nos dimos un paseo de dos ó tres kilómetros hasta la salida desde el Retiro. Mi gozo en un pozo. El año pasado, con eficiencia militar, había diez tiendas imperio donde en función del dorsal había que dejar la bolsa. Caos a la salida y, sobre todo, caos a la llegada originado ya en la salida, si no mirad el vídeo



No nos enteramos del minuto de silencio (nuestra guerra estaba en el ropero) y pasamos por el arco de salida a las nueve y cuarto. No hay calentamiento sino carrera desde Cibeles a Colón.

La aglomeración de la salida ha desaparecido y los pocos espectadores están plegando para irse a esperar a sus conocidos en los distintos puntos de encuentro.

Este año decido no fliparme al principio y salgo con el freno de mano echado. Mi intención es repetir el tiempo del año pasado (3:51) sin petar en el intento. Y salimos lentos. Primer kilómetro a 5:40 y los cuatro siguientes a 5:24 (el año pasado iba a 5:09 cuesta arriba) lo que se traduce en un ritmo cómodo de 142ppm. Adelanto a bastantes corredores e incluso al globo de las 5 horas ¿tan mal voy? Es posible (posición 8.104 masculina), pero es que he salido a y cuarto.

Yendo en plan “amarretegui” aceleramos los siguientes kilómetros con un perfil más benigno. EN el Bernabéu nos separamos de los que van a correr 10k y se nota poco más que nada porque las calles son más estrechas. Pillamos al globo de las 4:30 en el km 9, esto funciona porque vamos a 5:14 sin que el pulso se acelere (144). Noto que adelanto a mucha gente y en cinco kilómetros he remontado casi 700 posiciones (7462).

Me hidrato correctamente, a pesar de que no sudo. Con las bebidas isotónicas ocurre el problema de siempre: no puedo beber en vaso, pero según qué voluntario tampoco te dan la botella en parte lógico porque luego se ven muchas por ahí tiradas con apenas dos tragos ¿para cuándo botellas “de competición” de 20-25 cl como los quintos de Mahou? ¿para cuándo una Mahou de competición en botella de plástico?.

El mal tiempo no arredra al público y me sigo emocionando. En el km 10 pillamos a dos compañeros del barrio que nos acompañarán hasta el medio maratón y la charla se anima, señal de que vamos bien aún. Por Chamberí vamos como relojes, a 5:15 y con las mismas pulsaciones, 145. Con respecto al año pasado he perdido casi tres minutos y voy 4 ppm más lento. Ya he recuperado otras 400 posiciones (7036). El piramidal me molesta ocasionalmente por lo que me doy con un canto en los dientes.

Y empieza la mejor parte, la del centro. Pero antes cometo un error fatal: parar a mear en unos WC que están en la acera… cerrados con bridas. Literalmente pa mear y no echar gota. Ponen WC cerrados, con un par. Me he despedido de Ángel diciéndole que lo pillo en un rato y al final tengo que mear de aquella manera entre dos coches. A pesar de los estrechamientos de Fuencarral, Preciados, Sol, Mayor, Palacio Real y su tan amigable firme para las rodillas me acelero, 5:07 de ritmo. Me siento jaleado; voy jaleado. En el 20 mantengo mi ritmo batanero de 5:21 que mantendré hasta el 28. El globo de las 4:15 lo cojo en Ferraz, antes del Medio Maratón donde sí me dan el Powerade que bebo tranquilamente. Mi posición ya es la 6.897.

Retengo en la bajada al Parque del Oeste probablemente demasiado ya que hasta la entrada de la Casa de Campo voy a 5:25 sin que se note una bajada del ritmo cardiaco. Es en este momento cuando estoy más lejos de mi tiempo del año pasado (seis minutos más) pero sin embargo no siento dolor muscular alguno más allá de los propios de llevar más de dos horas corriendo. Continúo recuperando posiciones, ya estoy en la 6.370 y los zombies de “walking dead” se multiplican. Empiezo a recortarme tiempo conmigo mismo y no es que acelere sino que no desfallezco: los kilómetros en la casa de campo me salen a 5:30.

Salimos de la Casa de Campo y tengo un deja vu: ahí, agazapado estaba el hijoputa del mazo del año pasado. Al más puro estilo Matrix le esquivo, le acribillo a balazos y sigo corriendo. A pesar del aire serrano me salen dos kms a 5:20. Esta vez no me hice la trampa psicológica de “venga, que sólo son siete kilómetros” para no desfallecer. No, esta vez me planteé objetivos más cortos: “un kilómetro más para el 34, otro para el 35”. Al trantrán. Noto que se me engarrotan las piernas pero me mantengo con un ritmo digno: 5:24 y 5:30 en el 34 y 35. Escalo hasta el 6.098 y veo… ¡¡el globo de las 4:00!! Que salió un cuarto de hora antes que yo. Sin obsesionarme (estaba a unos 300-400 metros) mantengo mi ritmo. Acacias, Puente de Segovia.. vamos, la Ronda de Atocha y sólo me queda una puta cuesta… pero la Ronda de Atocha se me hace eterna. Llamo a mi mujer para decir que estoy en Atocha por donde paso sin bajarme. Pero soy incapaz de hablar y correr en el 39 a la vez por lo que ando un poco, 6:27. Contemporizo, trato de arrancar pero voy lento. En Alfonso XII oigo “¡¡ése Muro, a echarle huevos!” y aprieto los dientes (el culo ya estaba que no pasaba ni el rumor del viento) y mantengo si no el ritmo por lo menos la dignidad y sigo corriendo. Aún Así en el km 41 estoy a 24 segundos de mi marca del año pasado. ¡¡Sí se puede!!

Allí en la esquina, a 400 metros de meta los veo a los cuatro. Me emociono, trato de correr más rápido por O’donnell pero qué va. Los enanos tienen ganas de correr y salimos ¿corriendo? Andamos un poco, que al mayor le “da flato”; nos ha jodío Mayo con las flores y el flato. El mediano dice “¡¡Papá, acelera, que nos ganan, que voy como un Ferrari!!” y apretamos.

Al final 3:54, dos minutos más que el año pasado pero ¿a quién le importa? Al final de lo que se trata es de emular a Filípides, no a Cronos. Y para siempre me quedará el recuerdo de cruzar con los enanos. El año que viene espero a los tres en el mismo sitio.

La medalla me la quita el mediano como la Tarrés se la quitó a una nadadora y se la pone. Unas liebres nos dan el globo de 4:00, ése que no pillé, para los niños. Qué irónico, no soy capaz de pillarlo durante 42 kms y luego lo llevo “de la manita”.

Me siento, intento estirar pero consigo lo contrario: los aductores se me suben hasta la mitad y tengo que empujarlos para ponerlos en su sitio. Hace un frío de cojones, recojo la mochila rápido (afortunadamente no me tocó el caos del vídeo de antes) y nos piramos. Tirito por el frío, tirito porque probablemente esté algo desfallecido pero me siento orgulloso por lo realizado con frío, viento (poco y al final) y, sobre todo, por la entrada triunfal.

26 comentarios:

  1. ¡Ni el rumor del viento! jajaja....Buena crónica.
    Lo del video y la organización es vergonzoso. No podrían superarlo el año que viene ni aunque se lo propusieran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. desde luego; la cara de alucinados q tienen los q buscan sus cosas es impresionante. de vergüenza para una ciudad q pretende ser olímpica algún año.

      Eliminar
  2. Bravo! toda una odisea la tuya, desde el inicio fuera de la batalla hasta la entrada triunfal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, una muesca más en el revólver.

      Eliminar
  3. Ahí estamos!!!! Felicidades Finisher!!!! Te aseguro que a mi no me importan esos dos minutos, me quedo con esa entrada triunfal con los peques a los cuales tampoco les importa tu tiempo sino que su padre a cruzado la meta y se ha llevado una medalla...
    Buena carrera y buena crónica...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias. desde luego, al final los q nos queda es ese recuerdo y ese ejemplo. para todo lo demás...

      Eliminar
  4. Enhorabuena maratoniano!!! me ha encantado tu crónica...! y me ha gustado eso de que emulamos a Filípides y no a Cronos jajaja muy bueno!!!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias; el GPS nos está cambiando la forma de entrar en meta: en lugar de levantar los brazos, gritar un "toma" estilo Nadal nos llevamos la mano a la muñeca y el índice a un botoncito.

      Eliminar
  5. Grande eres!!!! Me he imaginado a la perfeccion tu carrera la has descrito genial, sobre todo el final, muy buena cronica compañero y carrera claro, de lo del ropero que decir que no se hayn dicho ya, he escuchado quejas por todos lasdos pero ninguna explicacion por parte de la organiacion o por parte de quien corresponda, espero que para ediciones venideras no ocurra lo mismo.

    Un abrazo socio y lo dicho enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!
      en este país nadie explica ni pide perdón por nada. Ejemplos a punta pala.

      Eliminar
  6. Me ha gustado ese concepto de que la lucha es contra Filípides, no contra Cronos. Muy cierta la frase y todo lo que cuentas de la organización, cada vez me siento más afortunado de haber sufrido solo uno de sus errores.

    Y Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias; me pareció excelente la síntesis q hiciste de los problemas.

      Eliminar
  7. felicidades campeón por todo el esfuerzo del año. A seguir corriendo...Gema Delgado

    ResponderEliminar
  8. ¡Ole! Qué bien explicada la crónica y qué grande la entrada en meta con los críos... qué ganas tengo yo de acabar un maratón con mi minielfo de la mano ;-)

    ¡Felicidades por ese maratón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias; antes de la q t imaginas t pedirá entrar contigo. Nos imitan y somos sus modelos a seguir.

      Eliminar
  9. Totalmente de acuerdo ...... ¿para cuándo una Mahou de competición en botella de plástico?

    enhorabuena!!... los carmelitas orgullosos de nuestro cuasi-olímpico..jj

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre Manolo!!! q gusto leerte... mahou de competición en botella de plástico ergonómico y tapón dosificador.

      Eliminar
  10. No! Mahou en los avituallamientos NO! ¿Te imaginas cuanta gente se apuntaría para hacer los primeros 5 Kms y beberse la cervecilla? De hacerte caso el año que viene incluirían una de 5 Km en Mapoma 2014 y saldríamos juntos 5, 10, 21 y 42,... Con un solo camión de ropero!

    En serio,...felicidades por la carrera y a ver si nos vemos, socio. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. je, je..si nos agolpamos por el agua x una cerveza fresquita MA-TO ;) Sí, a este paso van a hacer de 5km, carreras infantiles y pasacalles. todo x la pasta

    ResponderEliminar
  12. Creo q ya te comente lo q pensaba de la organizacion, encima el presidente echo la culpa a los corredores en una entrevista para viniloFM radio. Una puta verguenza.
    Lo de los baños lo dijo tambien mi compi de Parque Miguel, ir a mear y estar precintados.

    Me quedo con tu frase final, "2 minutos mas...y que"

    Bravo titi, bravo! Good Job que dirian los yankis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aquí no pide perdón por nada ni dios; antes rectificar era de sabios, ahora por lo visto es de débiles.

      Eliminar
  13. Creo que del tema de la organización esta todo dicho, yo rezo para que el año que viene no se la den para que la organice al "Urdanga" que ahora que esta sin trabajo el pobrecito todo puede ser. Lo mejor de la crónica el final entrando con los nenes. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!muchas gracias. con suerte estará en Qatar; eso sí q no se lo den al bigotes.

      Eliminar