viernes, 20 de septiembre de 2013

Equinoccio de otoño

Hay veces que uno no necesita una razón para correr. Simplemente te lo pide el cuerpo, sales y ya está. Sin metas.  Sin ritmos predefinidos. Aunque no pongas el despertador madrugas o el despertador de la casa de ocho años te hace madrugar con un “no quiero dormir más”.

Mecánicamente te pones la ropa de correr, te atas las zapas y sales a correr con la música en modo aleatorio.

Hoy ha sido uno de esos días. Temperatura perfecta (12ºC), sin viento. Al despuntar el alba en ese momento del equinoccio en el que la salida del sol por un noreste que está cada vez más al sur se solapa con el ocaso de una luna llena pletórica de luminosidad.

La infinita variedad cromática del cielo al amanecer se une al cielo aún oscuro que envuelve a la luna. Y todo esto con sólo girar la cabeza.

La soledad reflexiva en el parque compartida con otros runners, los patos, las ardillas, la humedad. La burbuja de silencio en medio de carreteras atestadas en plena hora punta.

Suenan canciones como “Fortunate Song”, “Sultans of swing”, “Crazy in love”  o “Entre dos tierras”; plagios como “Viva la Vida” o aberraciones como “Feel this moment”, “Hello”, “The edge of glory” o “Stronger” que pongo sólo para correr.

De verdad, no pretendo hacer proselitismo aunque lo parezca, pero hay veces que no hay que buscar argumentos para correr sino para no hacerlo.

Por lo demás…

Agosto (qué lejos quedas ya, cabrón) lo cerré con 133 kms acumulados (récord, personal) de carrera más algunos de senderismo y Septiembre lo he empezado fuerte en carga de kilómetros (llevo 125 hasta hoy). Algún rodaje que se me ha ido de las manos tiene la culpa. Eso sí, no tengo el “punch” que tenía a finales de Julio cuando me salían rodajes de 16-17 kms a 4:45. No, ahora no puedo.


¿Algo a la vista? En Septiembre y Octubre no creo que me apunte a ninguna carrera, que hay que aprovechar que vamos a Segovia. En Noviembre está la Media de Moratalaz que aún no he corrido. ¿Más adelante? Hay alguna idea por ahí que bien vale una misa y que iré desgranando próximamente (más que nada porque aún no hay nada decidido).

8 comentarios:

  1. También da gusto correr simplemente por el placer de correr, sin la obligación de ir a un ritmo o unos kms concretos por que tenemos un gran reto a la vista.
    Aunque ya veo que algo te esta rondando, ya nos lo contarás cuando lo tengas claro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. exactamente; me refería a eso. El gusto de ponerte en modo "standby" y a darle.

    ResponderEliminar
  3. Cuando sales ya sin el Garmin, ya es el "standby" total.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a veces lo hago, sobre todo cuando está descargado. Con un Kalenji es suficente con los recorridos q solemos utilizar; clavamos los tiempos (si queremos) sólamente yendo por sensaciones. Eso más unas zapas viejas, sin música y ya tenemos el "running deconstruido".

      Eliminar
  4. Un pequeño comentario para comunicarte que, tu blog ha sido galardonado con el premio Liebster Award,iniciativa interesante en este nuestro mundo de bloggers.
    Para recoger tu premio, pásate por http://padreydeportista.blogspot.com.es/2013/09/aventuras-y-desventuras-de-un-corredor.html
    si eres tan amable.
    Saludos, Miguel (mrbsports).

    ResponderEliminar
  5. Hola Thunderstruck,

    Llego a este blog por casualidad y aprovecho con tu permiso, para quedarme y seguir tus evoluciones, y de vez en cuando para intercambiar opiniones sobre carreras.

    Nos vemos corriendo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bienvenido, por supuesto q intercambiaremos opiniones. un saludo

      Eliminar
  6. te lo agradezco, subidón para el ego; esta noche m pongo con ello.
    ¡¡gracias!!

    ResponderEliminar