miércoles, 23 de abril de 2014

Maratón de París: logística t desarrollo

Continuando con el tema de París 2014 os paso a contar temas más logísticos y periféricos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que si queremos correr un maratón como éste es ir pensándoselo con tiempo. Hasta el año pasado las inscripciones se abrían a mediados de Septiembre y el precio iba creciendo desde 75 euros. Yo me despisté un par de días y la gracia fue de 25 pavos más, 100 en total. Insisto en lo de “hasta el año pasado” porque desde el año que viene han instaurado un sistema de pre-inscripción/sorteo gratuito que se abre este mismo mes de abril. También hay una ventana VIP (con área de descanso propia, salida inmediata y alguna facilidad más). Por otra parte, hasta última hora se podía uno apuntar por un módulo especial de “Charity”, a través del cual aportas un buen donativo a alguna ONG.

Existe la posibilidad de contratar un seguro de lesiones por 11 pavos más. Como todo seguro tiene que tener más letra pequeña que una hipoteca (no cubre patologías previas).

En esta carrera, como en muchas, te piden un certificado médico cuyo formulario te puedes descargar. Es algo que me parece bien si no se convierte en un negocio como el del carnet de conducir. Como tenía que ir al cardiólogo a hacerme un seguimiento me lo extendió sin problemas y de gañote.

Lo bueno de apuntarse tan pronto es que puedes anticiparte con la logística. Nosotros escogimos un apartahotel en la zona de Bastille/Gare de Lyon, bien comunicado con el París “señorial” y… con Disneyland. No tuvimos que abonar nada a ninguna central de reservas, lo cual es tranquilizador dada la imprevisibilidad que supone planificar un viaje con niños y tener que reclamar una pasta que ya no tienes. Además suelen tener lavadora-secadora, muy importante a la hora de preparar la maleta.

¿Coche, tren, avión? Desde Madrid hay poco más de 1.000 kms y en Francia las carreteras buenas son de peaje (en el trayecto se “pierden” dos días si se considera el viaje como una pérdida de tiempo). Lo del tren suena romántico pero es caro, tiene pocas frecuencias y tarda mucho. Los aviones con las low-cost no se podían gestionar en Octubre. Sin embargo con Iberia y Air France sí que se puede y a unos precios muy competitivos que incluyen franquicia de equipaje (importante para viajes de una semana) y posibilidad de cambio o reembolso (tranquilizador).
Y poco más antes de viajar.

Feria del Corredor

No tiene nada especial que contar. Yo no viví ninguna aglomeración y eso que había que acreditar el certificado médico junto con la convocatoria. Más grande y merchandising que en Madrid pero nada nuevo; bueno, sí, no hay camiseta conmemorativa: sólo los “finishers” se la merecen. La bolsa del corredor es eso, una bolsa con alguna gilipollez tipo banda reflectante y gominolas.

El acceso a la carrera

La zona está comunicada por varias líneas de metro y RER (Cercanías). Dado que hay 50.000 inscritos hay que tener en cuenta que hay que andar bastante entre el ropero (en la zona de meta) y la salida (en los Campos Elíseos, delante del Arco del Triunfo). También hay que contar con que se puede tardar más de media hora en salir ya que se va dando la salida de forma escalonada a los distintos cajones que sí son de verdad… y hay espacio suficiente, hasta para unos urinarios que hay en los lados. La Organización te informa de dónde está tu cajón, a la altura de qué calle y cuál es la hora estimada de salida. En esto, nuevamente, todo fue perfecto.

La Carrera

Una vez pasada la línea de salida no se producen aglomeraciones. Mi cajón, 3:45, puede que sea el más numeroso junto con el de 4:00. El recorrido va petado de corredores, sí, pero no se producen embotellamientos.

Los avituallamientos están identificados y desde el segundo te dan más que agua: naranjas, plátanos, azúcar, frutos secos… que te ayudan a superar la pérdida de minerales. En estos puntos sí que se produce un cierto estrangulamiento sobre todo en los primeros puestos.

Hay mucho adoquín, o por lo menos ésa es la sensación que uno tiene a partir de cierto kilometraje. A mí no me gusta nada; siento como si el gemelo se quedase rígido como una tabla.

Túneles por el Sena. Supongo que forma parte del encanto (yo no se lo encontré). Pero París no es para topos. En cualquier caso no creo que llegase a dos kilómetros el total.

Animación

Hay varias bandas por el camino (no sé si espontáneas o contratadas). También charangas. Y gente, muchísima gente. Entre familiares/amigos de corredores y espontáneos hay tramos muy trepidantes en cuanto a animación. Que lean tu nombre y te animen te hace venirte arriba.

La Meta

Antes de correr te avisan que puedes estar hasta una hora para dejar la zona de llegada por las aglomeraciones y de las salidas que tienes si hay que recoger bolsa o no, lo cual es exagerado. Sin parar de andar te dan bebidas y fruta. También un poncho verde, tu camiseta de finisher (ahora sí) y la medalla. La zona es muy amplia, por lo que la dispersión no provoca aglomeraciones en el reencuentro.

La post-carrera

Ni esa tarde ni al día siguiente me encontraba para el arrastre. Bien sea porque el recorrido no es tan duro como en Madrid o porque los músculos ya van teniendo memoria y capacidad de asimilación el caso es que al día siguiente sólo me costaba bajar escaleras. Y mucho menos que el año pasado. Ayudó que por la tarde hiciéramos la “turistada” del Batobús en plan Imserso (no, no saludamos a los japoneses que se agolpaban en los puentes, que uno conservaba trazas de dignidad) para tranquilidad de mis piernas y disfrute de los enanos.

Al día siguiente caña en Eurodisney, y es que para superar el síndrome de abstinencia nada mejor que un chute con un placebo, pero eso lo dejo para más adelante.

8 comentarios:

  1. Muy útil , me la guardo; podría añadir botón de búsqueda o etiquetas , o no porque te parezca un coñazo, je,je. Un. Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes razón. Me pondré cuando tenga un rato.

      Eliminar
  2. Gracias por la guía!!! cuando me decida a correr un maratón lo tendré en mente :-P
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  3. Qué buena guía te ha salido. Con pelos y señales. Coincido totalmente.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena la guía, apuntada :-)

    PD: En el título tienes una errata, una letra "escurría" que iba a ser "y" pero se pulsó la "t". Y pasa lo que pasa, que como para tí esa ""t" es una "y", pues no hay manera de que la veas.
    O igual es una "y" que ha decidido operarse el palito, es ahora una "t"ravesty.. :-)

    ResponderEliminar