miércoles, 21 de enero de 2015

A la mierda los propósitos

Propósito de año nuevo: Dícese de una intención tomada desde el complejo de culpabilidad y que no se piensa cumplir. Suelen ser tan vagos como quien los toma del tipo “hacer  deporte”, “estudiar inglés” o “trabajar menos y dedicar más tiempo a la familia”. En el caso de las dos primeras supone un impacto económico directamente proporcional al tiempo de matriculación en el gimnasio o academia de turno.

Hace unos días os contaba que pensaba correr MAPOMA. Han bastado dos semanas de preparación y la visita del ángel malo para mandarlo todo a la mierda… y apuntarme al Trail Madrid de El Escorial el 9 de Mayo. 42 kms y 3.500 metros de desnivel por un recorrido de lo más chulo que puede verse por Madrid desde San Lorenzo a Guadarrama con inmejorables vistas hacia El Escorial, el Valle de los Caídos, el alto de Abantos y llegada a Guadarrama. Y es que es mucha tela correr un maratón y dos semanas más tarde apretarse un trail de 42 kms.

Me gustaría decir que la culpa no es mía, que es de Sensei Óscar y sólo de Sensei Óscar. Pero es mentira. Él sólo puso la bola a rodar y yo la levanté y la enchufé de bolea. De la misma forma que él dice que le han liado para la UTMB lo dice con la boca pequeña como lo digo yo o como decía hace muchos años que lo que me sentaba mal era la última copa (la última siempre es de garrafón) o que la culpa era de mis amigos que no dejaban que me fuera. Los cojones.
Todos somos responsables de nuestros actos desde que le damos al click en el “he leído y acepto” cuando nos inscribimos a algo. Nadie nos obliga a correr, ni a apuntarnos a ninguna carrera a tener hijos o firmar una hipoteca.
Dado que las fechas son muy parecidas (26 de Abril y 9 de Mayo) y las distancias similares, la preparación va a ser calcada salvo por los desniveles y la fuerza. Para empezar, ahora sí, tengo que meter más caña de fuerza en el gimnasio tipo elíptica o cinta al 30.000% de inclinación. GAP y Pump para consolidar cuádriceps, glúteos, abdominales y dorsales- Y algún trail hasta entonces.

Hay 1.700+ y 1.800- pero el track de la Organización dice que son 1.500+ y 1.600- . En todo momento se va por caminos y el perfil es parecido (creo) al de Somosierra. La intención es terminarla y, sobre todo, disfrutar de la carrera, de la Sierra y seguir aprendiendo a correr trails y quitarme el canguelo a las alturas. El tiempo máximo es de 8:30 horas pero quiero llegar para comer ya que, gran putada, se sale a las 07:30.



El primer cambio en los entrenos este martes. Entre la nevada del lunes y las lluvias de los últimos día decidí llevarme las XT WINGS para correr a mediodía por Valdelatas y disfruté como un enano. Sí; de la misma forma que mis hijos “se confunden” y pisan el barro “sin querer” yo me confundía y pisaba la nieve que quedaba “sin querer” dejar de pisarla. Qué sensación más rara y placentera pisar nieve corriendo. Y el barro… qué bueno eso de notar como se pierde algo de tracción pero con la confianza de que la suela de esta maravilla de zapatillas se va a agarrar tanto que el puto Spiderman se tiene que morir de envidia por llevar esas botitas de charol rojo en lugar de esta bestia. Buscando las cuestas para ir metiendo desniveles y mirando el reloj únicamente para no volver muy tarde se me pasó la hora que tengo tan rápido que tuve que salir como Cenicienta. Llanear, andar subiendo, bajar corriendo y vuelta subir que en algunas cuestas hacía doblete por el placer de bajarlas y en el mp3 una lista tan ecléctica como abominable a priori: canciones (muchas) de Body Combat, Creedence Clearwater Revival, ACDC, Metallica, Extremoduro, Bisbal (la canción del Mundial, ojo) o ABBA… sólo falta Paquito el Chocolatero. Qué pena volver, que de buena gana me hubiera quedado media hora más y me hubiese apretado un bocata de panceta debajo de un chaparro en Valdelatas. En fin, lo mejor de todo es poder vivirlo. Cuánta gente vive al lado y ni siquiera sabe que existe.


17 comentarios:

  1. ¡Qué valiente!
    Ya me gustaría a mi poder hacer algún día una maratón de montaña, pero es que hay que ser realista, lo que tengio cerca para entrenar es asfalto, así que en el asfalto me toca correr.
    Las zapas son las mismas que tiene Yohann. Igual Spiderman se las puede pillar de color rojo...
    ¡Ánimo con esos entrenos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo tb tengo asfalto aunque a tres kms tengo valdelatas y entre tanto caminos de tierra con toboganes. en rojo?? en algún outlet las he visto ;)

      Eliminar
  2. Capturado por la montaña!!! qué bien!! vamos que con la buena descripción de las vistas y el recorrido es imposible resistirse aunque Madrid es mucho Madrid :-)
    Es curioso, esos propósitos que vemos inamovibles son los primeros que salen volando por los aires jeje así somos!
    Ahora a fortalecer que de eso ya eres experto!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nunca se termina de aprender.. la verdad, las carreras de montrña son más divertidas (eso me parece), la gente se relaciona más porque no están masificadas; su preparación es más variada. A cambio están más lejos y necesitas coche para ir...

      Eliminar
  3. Bueno, dejando al lado lo del tema "Bisbi" no quiero ni pensar lo que tiene que ser un maratón de montaña. Alguno habrá que se casque el Mapoma y se le vea después en el trail

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no es tan duro... para empezar pierdes la vergüenza de andar. Pero los desniveles no te los quita nadie. El momento ése de coronar y ver "hacia abajo" no tiene precio

      Eliminar
  4. El año pasado estuve en la I edición de Trail Madrid haciendo la media maraton de montaña, todo positivo, ni una sola negativa, hasta nos regalaron el vaso "plegable", que a mi se me habia olvidado en casa.
    Conozco a muchos amigos que corrieron la edicion 42 Km y acabaron igual de contentos, es dura pero para tu nivel llegas de sobra a comer.
    Te la recomiendo 100%.

    Respecto a correr por la nieve, pues como niño con charcos, somos niños en potencia, esto de correr va de disfrutar esos pequeños momentos, todo lo demas es sufrir jeje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. somos como niños pero con dinero... lo ñunico q nos diferencia de ellos es el precio de los juguetes.

      Eliminar
  5. No tiene precio el oir crujir la nieve bajo los pies.

    La montaña tiene ese plus especial de sentirte libre.

    Buen cambio de propósitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, son esas cosas "que no se pueden explicar" como el rocío o el gol de ramos en el 93. eso de coronar, pararte mirar a tu alrededor, respirar y seguir corriendo... not iene precio

      Eliminar
  6. Bueno bueno bueno, al leer no corro mapoma si pensé, ostia se ha rajao y mira que me parecia raro, pero que leches no vas a correr mapoma por hacer algo mejor, mas duro y tanto o más gratificante, vamos que esto es como lo de no comer por haber comido.
    me alegra tu decisión te lo vas a pasar en grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JA, JA!! eso no comer por haber comido lo dice mi madre... yo soy como marty mcfly "nadie me llama gallina"

      Eliminar
  7. Ufff.... Nieve,... Aqui hay que ir a buscarla. Por el resto pues... Bendita caña te espera.... Y, que buena pinta de recorrido! a disfrutar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. como vino se fue... al menos he podido catarla este año. los vídeos del año pasado son muy chulos ¡¡a meterse caña!

      Eliminar
  8. No has mentido para nada pensaste correr un Maratón en Madrid y es lo que vas hacer, que mas da asfalto o montaña, a nadie le importan los tecnicismos...jajaja
    Y respecto a la nieve, es una gozada, yo la pise la semana pasada y creo que tenía más ilusión que los niños....😉
    Suerte con esa dura preparación ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. je, je...pues sí. esos bolazos a escondidas como de niños..

      Eliminar