viernes, 16 de mayo de 2014

Correr en verano

El calor ha venido y nadie sabe cómo ha sido. De sopetón, como suele suceder, nos encontramos con 30-32 grados a mediodía. Hace un par de semanas era un gustazo correr por Valdelatas en plan tranqui. La hierba alta como pocas veces. Las amapolas rojas como sólo ellas florecen dos ó tres semanas al año. Conejos, zorros, ovejas…

Desde el puente de Mayo hemos vuelto a Riaza. Este año no hay nieve a estas alturas, pero lo anormal fue el año pasado, que cayó una nevada del copón el 28 de Abril. Al menos hemos podido salir por el camino de la Ermita de San Benito sin problemas. Y cómo cambia la naturaleza en pocos kilómetros: a 1.200 metros de altura los robles ya tenían las hojas brotadas, pero a 1.400 metros, cuatro kilómetros más arriba, aún estaban pelados. Seguro que el fin de semana siguiente ya están todos brotados.

Calor, qué hacer con calor para correr. Hasta el año pasado lo tenía fácil. Salía a las 07:40 y a las 08:30 estaba de vuelta en casa y me daba tiempo a llegar al curro a las 09:00. Este año no, ya que el curro está más lejos. Tengo cuatro opciones:

1.- Dedicarme a la vida contemplativa en forma de spinning, GAP, Pilates y carrera en cinta a mediodía… desde Mayo a Septiembre.

2.- Marcarme un duatlón: correr por la mañana y, sin cambiarme, agarrar la bici y ducharme nada más llegar a la ofi. Otra variante es hacerlo al revés: venir antes a currar, cambiarme y a correr desde el trabajo.

3.- Venir corriendo con la muda en una mochila. Esta opción implica que o me traigo otra muda para volverme corriendo (doblete y con el calor de las 18:30-19:00) o me toca 50 minutos de transporte público. Además de la ropa de curro hay que traer gafas (de lejos veo menos que un gato de escayola), teléfono, la cartera y los donuts. Vamos, me río yo de la mochila de combate de las maniobras de la mili, de lo pesada que parecía y de lo liviana que la veo ahora.

El problema de las dos últimas es que el traje de romano es un coñazo y logísticamente supone una complicación mientras que la primera me atrae poco (habrá que ver si puedo aguantar corriendo en cinta durante cuatro meses). Iré probándolas a ver si encuentro un punto de equilibrio: siempre se puede tener una reserva de corbatas genéricas y unos zapatos neutros del fondo del armario (que no fondo de armario).

Me decantaré por la variante bici+correr, más práctica y menos estresada que el resto. ¿Germen de triatleta? No; son sólo 6 kms de bici y 10-12 corriendo. Y nadar, que no me atrae nada”.


No tengo a la vista ninguna carrera por la época del año en la que estamos. Empieza la temporada de montaña, una modalidad que “todavía” no he probado. Aunque en principio me atrae, sólo viendo vuestros entrenamientos me echa para atrás. Y también un poco el equipamento “necesario”. Joder, que la mochila de la 101ª Aerotransportada tiene menos cosas.

11 comentarios:

  1. Pues una carrerita por el monte.... es el momento, todavía no calienta mucho y en el monte la temperatura suele ser mas baja, yo ni me lo pensaba, me apuntaba a una cortita con poco desnivel y me la tomaba en plan tranqui para disfrutar todo lo que pueda y más....
    ya nos contarás
    ;-)

    ResponderEliminar
  2. habrá novedades.. si es q me liáis.. o me dejo liar

    ResponderEliminar
  3. To alternaba entre maldecir por correr a las 6:00 o pasar calor a las 22:00, pero siempre contentó por correr. Al final acabaremos todos en la montaña. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... es lo q tiene el cambio climático ;) en serio, como escribes a las 06:00-07:00 es el mejor momento para correr pero el peor para despertarse.

      Eliminar
  4. Así estamos todos intentando cuadrar el entreno con la rutina diaria, la montaña castiga pero la temperatura es mas agradable, pero cuando empieza la calor se corre lo que se puede... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. je, je, pues sí. sobre todo cuando se puede

      Eliminar
  5. Que dificil es cuadrar todos los horarios, sobre todo con el calor.

    En mi caso es sencillo, en este tiempo solo corro por montaña y cuanto mas alta mejor.

    ResponderEliminar
  6. Es difícil llegar a todos los frentes.
    Yo me levanto ahora a las 5:20 entre semana para ir a correr, volver a casa, ducharme, pillar la bici y estar en el curro a las 8:15. La verdad es que el cuerpo se acaba acostumbrando y hasta el fin de semana acabas levantándote pronto. Ayer, domingo, a las 6:30 ya estaba más que despierta y ¿qué hice? pues viendo el panorama de dormilones que tenía al lado, me fui a correr. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 5:20 es la frontera entre decir buenos días o buenas noches ;).
      6:30 despierta? Tengo yo un bicho de 8 años q le pasa lo mismo

      Eliminar
  7. En esta temporada solo salgo a correr por pura supervivencia y para que las piernas no se olviden.
    Para mi es tiempo de más bici y más natación!
    Ya te veo liado en esas carreras de montaña de 50kms! :-)
    A disfrutar del verano!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. igualmente!!! "Las bicicletas son para el verano", desde luego. Puedes salir a cualquier hora el calor aprieta menos con la brisa marinera de la meseta.

      Eliminar